Top
Abogados especialistas en Propiedad Intelectual

Litigio en Propiedad Intelectual

De poco serviría ser titular de un derecho exclusivo en materia de Propiedad Intelectual (Derecho de Autor y/o Propiedad Industrial), como el que otorga el registro de una marca, la patente de un invento o el derecho de autor respecto de una obra literaria o artística, si la ley no otorgara herramientas legales que le permitieran exigir el respeto a ese derecho ante los tribunales, por usos sin autorización realizados por cualquier persona.

Con la finalidad de brindar un servicio legal integral a nuestros clientes, brindamos servicios especializados en litigio administrativo, civil, penal y constitucional relacionado con la protección de los derechos de Propiedad Intelectual, ya sea como actores o como demandados.

En cada caso analizamos las particulares circunstancias de la controversia de que se trate a efecto de plantear la mejor estrategia en defensa de los derechos de propiedad intelectual de nuestros clientes.


Litigio ante IMPI e INDAUTOR
(Declaraciones administrativas)

Gran cantidad de las controversias que surgen en materia de Propiedad Intelectual son competencia de autoridades administrativas, tales como IMPI e INDAUTOR.

Por tal razón, nuestros servicios cubren a cabalidad las necesidades de nuestros clientes en materia de litigio administrativo, desde la sustanciación de procedimientos administrativos seguidos en forma de juicio y recursos en sede administrativa, hasta juicios contenciosos administrativos federales y amparos, con las consecuentes solicitudes de medidas cautelares cuando las circunstancias lo exigen.

Principales procedimientos ante IMPI e INDAUTOR:
  • Nulidad de marcas, en caso de que existan marcas iguales o semejantes que sean obstáculo a una nueva marca que se desea registrar y se haya otorgado en contravención a la ley, de mala fe, por error o inadvertencia del IMPI. o se cuente con un mejor derecho por uso exclusivo.
  • Caducidad de marcas, en caso de que existan marcas iguales o semejantes que sean obstáculo a una nueva marca que se desea registrar y se cuente con indicios de que dichas marcas no se han usado, cuando menos, por los últimos tres años inmediatos anteriores.
  • Cancelación de marcas, en caso de que existan marcas iguales o semejantes que sean obstáculo a una nueva marca que se desea registrar y las anteriores se hayan vuelto genéricas o hayan perdido distintividad.
  • Nulidad de reservas de derechos al uso exclusivo, conforme a las reglas de la Ley Federal del Derecho de Autor.
  • Infracciones por uso no autorizado de marcas, en caso de que se cometa alguna infracción conforme al catálogo de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial.
  • Incidentes de daños y perjuicios derivados de procedimentos de infracción ante IMPI
  • Infraciones en materia de comercio por violaciones a Derechos de Autor o reservas de derechos al uso exclusivo,conforme a las reglas de la Ley Federal del Derecho de Autor.
  • Procedimientos de conciliación, arbitrales y de avenencia.
  • Recursos de revisión en sede administrativa.
Las reglas para plantear dichos procedimientos administrativos cuentan con ciertas particularidades que hay que atender a cada caso en concreto, a efecto de lograr una defensa exitosa en el litigio, por ejemplo:
  • En algunas ocasiones será necesario acreditar el interés jurídico con cuando menos la solicitud de registro de una marca en trámite y la cita de una anterioridad o impedimento.
  • En algunas ocasiones corresponderá la carga de probar los elementos constitutivos de la acción al actor y en otras, al demandado, por lo que hay que preparar debidamente las probanzas necesarias.
  • En algunas ocasiones será necesario probar un elemento en concreto, por ejemplo, el uso previo o el uso contínuo e ininterrumplido de una marca.
  • Se deberá analizar los plazos de prescripción para cada supuesto en particular, que normalmente son de cinco años e incluso hay supuestos que se pueden plantear en cualquier tiempo.
  • Se deberá acreditar la utilización de los símbolos y leyendas que exige la ley como "®", "Marca Registrada", "M.R.", u otras equivalentes.
  • Se deberá acreditar la pérdida o menoscabo sufrida o las ganancias que debieron obtenerse y no se obtuvieron en caso de infracciones, partiendo de una base de 40%, conforme a las reglas de los artículos 396 y 397 de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial.
  • Entre otras más.

Juicios Contenciosos Administrativos Federales
(juicios de nulidad ante la SEPI del TFJA)

Desde hace varios años, la existencia de una Sala Especializada en materia de Propiedad Intelectual, integrante del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, ha permitido plantear medios de impugnación eficaces ante un tribunal especializado, en muchas ocasiones como última instancia y en otras tantas más de manera previa a la interposición del juicio de amparo.

Por tal razón, nuestros servicios legales incluyen la posibilidad de preparar, plantear e impugnar diversos actos administrativos terminales o definitivos del IMPI e INDAUTOR, como negativas de marca, o resoluciones dictadas en procedimientos de declaración administrativa de infracción, nulidad, caducidad o cancelación.

Las reglas para este medio de impugnación las encontramos en la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, por lo que el conocimiento de dicha ley y los criterios jurisprudenciales del TFJA influyen de manera decisiva en el planteamiento exitoso de acciones de defensa.

Litigio civil y penal

Un importante número de las controversias que surgen en materia de Propiedad Intelectual son competencia de tribunales civiles y penales, locales y federales, tales como:

  • incumplimiento de contratos.
  • Jurisdicciones voluntarias y diligencias de consignación.
  • Medidas cautelares y medios preparatorios.
  • Juicios sucesorios (testamentarios e intestamentarios).
  • Ordinarios civiles
  • Daño moral y daños y perjuicios

Las reglas aplicables para los juicios civiles las encontramos tanto en la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial como en los diversos códigos de procedimientos civiles, locales y federal, según resulten aplicables a cada caso en particular.

Cabe señalar que actualmente para el planteamiento de varias acciones civiles no es necesario agotar previamente la instancia administrativa, razón por la cual, según la estrategia, el interesado deberá ponderar cuál via decide plantear y agotar en reclado de protección de su derecho de propiedad intelectual.

Los delitos en materia de Propiedad Industrial se encuentran contemplados en la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, así como las penas que a cada uno corresponden y los procedimientos se siguen conforme al Código Nacional de Procedimientos Penales.

La competencia para conocer de dichos delitos recae en los jueces penales del orden federal, así como en las instancias investigadoras federales (Procuraduría General de la República -PGR-, a través de sus delegaciones en toda la República, o en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial -UEIDDAPI-).

Litigio Constitucional (Amparos)

El juicio de amparo es el instrumento de que nos valemos para defender los derechos fundamentales de nuestros clientes, contemplados tanto en la Constitución Política (control de la constitucionalidad) como en los tratados internacionales (control de la convencionalidad) de que México es parte, incluso si el acto reclamado es una ley o norma de caracter general (Amparo contra leyes).

En gran número de casos, sin importar su índole (civil, penal o administrativa), el juicio de amparo es la instancia terminal de una controversia (Amparo Directo).

De la misma manera, existen un sinfin de actos de autoridad que, sin ser sentencias definitivas, pueden ser sometidas a control de la constitucionalidad y convencionalidad dentro de un juicio, fuera de éste y aun después de concluido el mismo (Amparo Indirecto).

Dada la magnitud y relevancia de los juicios de amparo en nuestro sistema procesal mexicano, ponemos énfasis en este servicio con la finalidad de brindar un servicio de profesionalismo absoluto a nuestros clientes.

Un mecanismo vital que nos brinda el juicio de amparo es la suspensión, ya sea de plano o a instancia de parte (provicional y definitiva), que permite que se paralice un acto de autoridad e, incluso, se restituya temporalmente en el disfrute de un derecho fundamental violentado, razón por la cual, valoramos con mucho detalle la necesidad de cada cliente para determinar si es o no necesario acudir a estas medidas cautelares.

Finalmente, destacamos que contamos con la experiencia práctica y teórica para plantear exitosamente juicios de amparo, incidentes y medios de impugnación ante las diversas instancias del Poder Judicial de la Federación, hasta obtener el cumplimiento total del fallo de que se trate.