Top
Abogados especialistas en Propiedad Intelectual

Renueva tu marca

Si has posicionado tu marca a lo largo de los últimos años y no quieres perder el derecho exclusivo sobre su uso, es necesario que recuerdes que el registro de una marca tiene una vigencia de 10 años, contados a partir de:

  • La fecha en que se presentó la solicitud de registro: para el caso de marcas otorgadas antes del 5 de noviembre de 2020.
  • La fecha en que se concedió el registro: para el caso de marcas otorgadas a partir del 5 de noviembre de 2020.

Por tanto, para que conserves el derecho exclusivo sobre tu marca y los beneficios que derivan del registro y para evitar que tus competidores registren marcas iguales o parecidas a la tuya, debes estar al pendiente de que, cuando cumpla sus primeros 10 años, la renueves oportunamente, realizando un trámite ante el IMPI de conservación de derechos.

Tu marca la puedes renovar desde 6 meses antes de que se cumplan los 10 años y hasta 6 meses después, por lo que cuentas con un plazo de gracia por si se te pasa renovarla oportunamente.

Declaración de uso real y efectivo

Una de las obligaciones que nacen con el registro de tu marca es usarla de manera ininterrumpida y, además, declarar su uso real y efectivo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, conforme a las siguientes reglas:

La declaración de uso real y efectivo se debe realizar en cualquiera de los siguientes casos, según la circunstancia especial de tu marca:
  • Marcas registradas antes del 10 de agosto de 2018:

    Debes declarar el uso real y efectivo de tu marca al junto con tu solicitud de renovación de registro, es decir, al año 10 de su registro.
  • Marcas registradas después del 10 de agosto de 2018:

    a) Debes declarar el uso real y efectivo de tu marca al tercer año de registro (cuentas con un plazo de gracia de dos meses extra).

    a) Debes declarar el uso real y efectivo de tu marca al décimo año de registro, junto con la solicitud de renovación de registro de tu marca.
La falta de declaración de uso puede traer como consecuencia la pérdida del registro de tu marca, por tanto, debes tener cuidado de solicitarla oportunamente.

Tanto por la solicitud de renovación del registro de tu marca como por la declaración de uso real y efectivo de tu marca debes cubrir unas tarifas, que, aunque parezcan elevadas, más que un gasto, son una inversión para continuar beneficiándote del derecho exclusivo sobre tu marca.



Caducidad del registro de marca

El registro de tu marca te otorga el derecho exclusivo a su uso, por lo que durante los 10 años de vigencia debes usarla de manera ininterrumpida, tal como la solicitaste y en los productos o servicios que indicaste expresamente.

Si le haces modificaciones al diseño de tu marca, un nuevo registro debes obtener, de lo contrario, se entenderá que no la usaste tal como consta en tu registro.

Recomendaciones para evitar que el registro de tu marca se pierda por caducidad por falta de uso:

  1. Usar tu marca en tus facturas.
  2. Usar tu marca en tus redes sociales.
  3. Anunciar tu marca en periódicos o revistas.
  4. Usar tu marca en publicidad digital e impresa.
  5. Declarar el uso real y efectivo en el plazo indicado en la ley.
  6. Recopilar y almacenar constancias de uso para el caso de controversias futuras.
El derecho exclusivo que te otorga el registro de tu marca puede caducar de tres formas distintas:

(1) Porque no declares el uso real y efectivo de tu marca al tercer año de haber obtenido el registro (para el caso de marcas otorgadas a partir del 10 de agosto de 2018).

(2) Porque no renueves el registro de tu marca al décimo año de su registro (o en su plazo de gracia).

(3) Porque alguien que quiera obtener el registro de una marca igual o semejante a la tuya, te demande la caducidad de registro de tu marca, manifestando que no la usas y no logres acreditar su uso con pruebas efectivas.